Monday, February 22, 2010

TERAPIA ASISTIDA POR ANIMALES

La actividad que realiza esta asociación es una actividad deportiva al aire libre, dirigida a personas con diferentes discapacidades psíquicas, para la obtención de unos beneficios en su salud y una mejor integración.

Algunos resultados de Terapia con animales son los siguientes:

La Terapia asistida con Animales es beneficiosa en:

1. compañía

2. alguien a quien cuidar

3. catalizadores sociales

4. comunicación no verbal

5. estímulo para hacer ejercicio

6. reducción de ansiedad

7. mejora de la salud cardiovascular

8. facilita la relajación

9. desarrollo de la estimulación multisensorial

10. sentimiento de utilidad

Resultados obtenidos en comunicación no verbal son:
mejoras en: expresión facial, sonrisa, mirada, postura, orientación, distancia/contacto físico, gestos.

En el componente paralingüistico:
las mejoras son: entonación, tiempo de habla, contenido, humor, atención personal.

Toda actividad deportiva adquiere para la persona discapacitada una importancia considerable y persigue dos fines principalmente:
los beneficios psicológicos y los fisiológicos

Los primeros, el hecho de pertenecer y frecuentar una Asociación deportiva o un centro de terapia Asistida con Animales, puede ser primordial para su éxito definitivo de readaptación social y de sus limitaciones. La persona discapacitada puede tener consciencia de sus limitaciones, conociéndose mejor y aumentando su autoestima, capaz de realizar una actividad que le permitirá integrarse en una colectividad o en la vida social.

Los fines fisiológicos son quizás más importantes en la equitación terapéutica que en la terapia con perros, aunque esta última toma un importante papel en la prevención del sedentarismo, mejora las funciones de relación, respiratorias, cardiovasculares,e tc., es decir, los beneficios de una actividad deportiva al aire libre.
Otros efectos positivos de la TACA son en los niños con retraso de aprendizaje por su gran estímulo físico, psíquico y sensorial, al estar tratando con un ser vivo, de pelo y caliente.

Para las personas que padecen estrés, la actividad al aire libre y el ambiente tranquilo, relajado y armonioso que hay en torno a los animales, le ayudará a superarlo.

Algunos resultados son:

Personas on serios problemas de corazón que tienen animales, tienden a mejorar su calidad de vida, al contarrio que pacientes que no los tienen.

estar con un animal baja la tensión de pacientes hipertensos

la terapia con animales es beneficiosa para personas que experimentan grandes cambios en su vida, mudanzas, desempleo, enfermedad o muerte de un familiar.

los animales hacen que se reduzca la ansiedad y el aburrimiento de los tratamientos médicos.

los perros pueden ser adiestrados para asistir a personas con todo tipo de discapacidades.

Los animales domésticos pueden contribuir a mejorar la calidad de vida de los pacientes porque les proporcionan un sentimiento de paz y una finalidad.

Los perros adiestrados son de utilidad en la ayuda de personas con alguna discapacidad física. Los pacientes hipertensos a los que se les proporciona un perro entrenada en labores útiles y compañía, mejoran en su bienestar y requieren menos horas de asistencia de otras personas o facultativos.

Los animales consiguen una modificación de las condiciones de acción terapéutica, facilitan la comunicación entre el terapeuta y el niño, que es un sujeto completamente cerrado y sin relación con el entorno. El animal puede suministrar estímulos de todo tipo para pacientes con deficiencia mental, independientemente de las causas genéticas, condicionada por la falta de estímulos en las primeras etapas de la vida. A través del contacto con los animales, se consigue que el niño se vaya volviendo fuerte y seguro, y se acentúa cuando llega a controlar a un perro o un caballo.

Las interacciones con los animales nos ponen en contacto con el instinto más puro y el desenlace suele producir una mayor conexión con nuestra "parte animal" instintiva y un mayor grado de aceptación de la misma.

Durante el contacto con los animales, entramos en un estado alterado de conciencia en la que la humildad y la nobleza de espíritu forman parte de esta interacción y, por tanto, desaprendemos las pautas de conducta de enfrentamiento con el mundo y empezamos a tener consciencia de formar parte del mundo animal. Los animales nos ayudan a través de mensajes que entran directamente en nuestro inconsciente y que nos enseñana valorarnos, a relajarnos y a descubrir quienes somos y porqué estamos aquí. De los perros aprendemos la fidelidad y de los caballos, la salida más noble a nuestros impulsos.

Todo esto nos indica la importancia de la Terapia Asistida Con Animales para un amplio rango de pacientes, desde discapacitados de cualquier tipo, hasta enfermos de corazón, estrés o problemas emocionales. También nos indica la importancia del adiestramiento de los animales que van a participar y la selección de éstos, así como de disponer de unas instalaciones cómodas y aptas para todo tipo de pacientes, que ofrezcan seguridad y tranquilidad tanto para el paciente como para el animal, perro o caballo, debe encontrarse en un ambiente óptimo y tranquilo para que colabore como se espera de él y como se le prepara.

Estos son algunos de los resultados que se han obtenido tras muchos años de estudio de las relaciones del hombra con los animales.

Nosotros pretendemos llevar todo esto a la práctica mediante una serie de ejercicios que hemos diseñado al respecto, que son de fácil realización por parte de la persona discapacitada. La actividad consiste en:

el participante se desplazará al campo de ejercicios acompañado;

allí cogerá "a su perro" y, en primer lugar, se realizarán unos ejercicios de cepillado y de primer contacto físico con el perro;

más adelante, dependiendo de la época del año (atendiendo a nuestro calendario estacional de ejercicios), el participante procederá a realizar los ejercicios con el perro adiestrado, con un alto porcentaje de éxito;

durante la sesión, el participante es el "responsable" del perro, tiene que controlarlo, guiarlo, etc... Esto no supondrá ningún problema al estar el perro adiestrado;

al terminar la sesión, el participante dejará al perro en sus instalaciones y ordenará y limpiará el material que haya utilizado (correas, cepillo...), así se responsabilizará del animal.

TERAPIA CANINA PARA NIÑOS ESPECIALES

Terapia animal con discapacitados

Decididamente, las terapias asistidas con animales mejoran la calidad de vida de las personas con discapacidad. Estos tratamientos les permiten ganar confianza y autoestima, estimulándose positivamente al percibir esa aceptación incondicional que les ofrecen los animales.
Las terapias con perros para enfermos especiales, con delfines para tratar el autismo, con caballos para mejorar los reflejos y la coordinación de los discapacitados mentales, y muchas otras, cubren un amplio espectro de dolencias, tanto físicas como psíquicas, e incluso sociales y educativas.

Las sesiones de delfinoterapia han probado ser muy efectivas para niños con parálisis cerebral, síndrome de Down, cáncer, autismo o problemas de movilidad, quienes se sumergen en el agua acompañados por sus terapeutas e interactúan con los cariñosos y solidarios delfines.

Además de los perros y los delfines, los caballos también son animales terapéuticos muy requeridos. La hipoterapia es un tratamiento fisioterapéutico y psicomotriz en el que el paciente se recuesta sobre el caballo, que es llevado por un monitor en terapias ecuestres, y que coadyuva al tratamiento físico de las discapacidades más severas.

Otra modalidad práctica de terapia animal muy utilizada por los especialistas consiste en organizar excursiones con sus grupos de pacientes a establecimientos rurales para que se relacionen con caballos, burros, perros, terneros, etc.Perros de Terapia

Por otro lado, están los "Perros de Terapia", las labores que desempeñan estos perros son principalmente lo que se denomina T.A.A.C (Terapia Asistida con Animales de Compañía). Con este tipo de trabajo tratamos de ayudar a los terapeutas en su labor de mejorar la salud emocional de estos pacientes, proporcionándoles actividades de interacción con los perros. Los destinatarios que pertenecen a este grupo son: discapacitados psíquicos (destacamos el trabajo con autistas), personas con trastornos psicológicos... También se trabaja en residencias de ancianos, centros penitenciarios, centros de drogodependientes, etc.

¿Por qué utilizamos a los perros?

Una de las razones es la mejora en la calidad de vida de los usuarios de perros de asistencia. Como dato importante, el 90% de las personas en silla de ruedas prefiere la compañía de un perro, antes que una silla eléctrica; y es que, el perro hace mucho más que tirar de la silla si fuera necesario, es también un amigo y un compañero.

La decisión de una persona con discapacidad de adquirir un perro de asistencia debe estar bien pensada, ya que tiene que conocer de antemano las capacidades y limitaciones de estos animales y sobre todo el impacto que puede tener en su estilo de vida.

El perro y la persona forman un equipo, una unidad capaz de superar juntos muchas dificultades, tanto físicas como emocionales.


Destinatarios del trabajo con perros de asistencia y de terapia.

Para un discapacitado físico, existen numerosas situaciones o barreras que son difíciles de superar sin ayuda, como por ejemplo, el simple hecho de abrir una puerta, recoger un objeto del suelo, subir una pendiente prolongada,... Con un perro convenientemente entrenado, la resolución de estos inconvenientes es mucho más sencilla; el perro dota a su dueño de independencia. Aunque todavía queda mucho por hacer en este campo, cada día nos sorprende más la capacidad de aprendizaje de los perros y sus posibles beneficios a la sociedad. Incluso se están utilizando perros que detectan de antemano los ataques epilépticos de sus dueños, avisándoles de manera que se puedan preparar para hacer frente a las convulsiones.

Con la ayuda del perro de asistencia las personas con problemas auditivos, pueden recibir estímulos del exterior, sonidos tan frecuentes como el teléfono, el timbre de la puerta, el despertador, ... de esta manera mejora la calidad de vida de estas personas y aumenta la seguridad en sí mismos.

Son numerosos los estudios que demuestran los beneficios de la utilización de los animales como terapia asistida, para personas con discapacidad psíquica. Además el 70% de las personas con problemas de timidez, inseguridad o antisociabilidad, obtienen una notable mejoría cuando se incluye en su tratamiento la TERAPIA ASISTIDA CON ANIMALES DE COMPAÑÍA.

También se encuentran beneficios en el empleo de perros como terapia asistida con personas que tienen alguna enfermedad crónica, ya que proporcionan afecto, distracción,... mejorando así su estado de ánimo y aumentando las ganas de superación. Por eso, además se trabaja con estos perros en centros penitenciarios, con drogodependientes y con ancianos.

Como vemos, son innumerables los beneficios añadidos que un perro de asistencia puede proporcionar, además de realizar las tareas para las que ha sido adiestrado.

El resultado final del trabajo, es el desarrollo de una gran seguridad en sí mismo por parte del usuario, una mejora en su calidad de vida y sobre todo una gran complicidad con el animal que le acompaña día a día, a cambio de cariño y compañía. El beneficio es mutuo, para el perro y para la persona.